14 2de4 2

Una fe y devoción inmensas tiene el pueblo de Contepec por la imagen del Nazareno, en su Parroquia de Santiago Apóstol, toda vez que, según refieren fieles del lugar, se tienen datos de mediados del siglo XVIII.

Alguna feligresa, en entrevista a este medio, nos indicó que después de alguna plaga que padeció el pueblo se le guarda esa veneración después de haberle prometido que si los libraba de tal mal, la devoción y el fervor crecerían para la imagen; del mismo modo otro fiel nos comentó que habiendo sufrido el pueblo el azote de una mortandad por epidemia, se le pidió a Nuestro Señor en su bendita imagen que cesara tal mal; y por último el señor  Daniel Espinoza  no compartió desde su  personal punto de vista que  la veneración a Nuestro Padre Jesús es inmensa  a razón de haberlos librado  y que:  “Ciertamente Jesús es nuestro hermano, pero aquí en Contepec nace la devoción a Nuestro Padre Jesús”.

Fueron los Rosarios de Aurora y las peregrinaciones, como preparación espiritual  para que el domingo 29 de octubre pasado se viviera esta fiesta con solemne procesión litúrgica en punto de la 1 de la tarde. El Párroco P. Juan Carlos Martínez explicó en su homilía que Dios es misericordioso  y amoroso y que nosotros como fieles no podemos condicionarlo para pedirle favores. La devoción a nuestro Padre Jesús irradia la fe y el amor del pueblo.

Al final de la Misa, el P. Juan Carlos agradeció al P. Arsenio por su presencia, a las autoridades, a las familias, a los grupos de la parroquia y al pueblo en general por el apoyo brindado para esta festividad, así como la de patronal de julio. También hizo hincapié en que cuando él fue formador en el Seminario  eran de 15 a 20 los jóvenes de Contepec que llegaban allá, por lo cual exhorto a los “papas modernos”  a poner más empeño para vocaciones sacerdotales o religiosas.

Por la noche se quemaría el tradicional castillo.