23376189 359984281127359 164902525579826554 n

La Parroquia de Quiroga, Mich., festejó a su Santo Patrón, San Diego de Alcalá, el pasado 13 de noviembre. En medio de un colorido de adornos, música y danza, los feligreses, llenos de júbilo, festejaron a San Dieguito –como ellos le llaman– por ser un gran intercesor ante Dios. En punto del mediodía se dieron cita en la plaza principal para encaminarse al templo parroquial, donde se celebró la solemne Eucaristía, presidida por el Vicario Episcopal de la Zona III “Nuestra Señora de la Salud”, y párroco del lugar, P. Abel Mora Escobedo, acompañado por un nutrido número de sacerdotes de la foranía; y algunos otros invitados, como el padre foráneo Pedro Escobedo Sánchez, quien compartió la homilía, donde leyó la biografía del Santo Patrón, destacado sus virtudes, entre ellas: la “sencillez y humildad”, que lo hizo grande y alcanzó la santidad. Hoy nadie quiere ser grande, porque nadie es sencillo, nadie es humilde, ahora en nuestros días todo es vanidad, egoísmo, etc. Hoy que estamos de fiesta, pidamos a San Diego que interceda por nosotros para que Dios nos dé un corazón lleno de vida para el servicio a los demás, para ser sencillos y humildes. San Diego de Alcalá es grande porque desempeñó los servicios más humildes y puso su vida al servicio de los demás…

 

 Al término de la celebración, el padre Abel agradeció a todos su participación a feligreses, danzantes, sacerdotes. Y pidió que la fiesta siguiera en paz y armonía, y compartir esa alegría con los que nos visitaran.

Juan Luis Valdovinos Anita