Elevan a Santuario Diocesano la Parroquia del Señor de Araró

 19 2de5 1

Alberto Calderón Ramírez

"Con el único deseo de buscar el bien espiritual y la salvación de los fieles, designamos Santuario Diocesano, el templo parroquial dedicado al Señor de Araró y San Buenaventura”, expresó el Sr. Arzobispo Don Carlos Garfias Merlos, al decretar este nombramiento en la Eucaristía solemne que tuvo lugar el pasado domingo 13 de mayo por la mañana.

Ante la presencia de miles de fieles que acompañaron la Imagen del Señor de Araró en su retorno a su santuario, luego de permanecer cincuenta días en la parroquia de San Pedro y San Pablo de Zinapécuaro, don Carlos recibió la imagen en el atrio del templo parroquial, la cual posteriormente fue entronizada hasta su altar para dar inició a la Santa Misa.

Ya en la celebración en la que estuvo acompañado del párroco Rolando Minero Rivera y otros sacerdotes, el Sr. Arzobispo ante todo, recordó a la comunidad que tanta ha sido la devoción al Señor de Araró, que la afluencia de fieles devotos es cada vez mayor, por tal motivo, designó como santuario diocesano este templo parroquial.

Asimismo, don Carlos en la homilía, también señaló que al recibir al Señor de Araró que regresa a su Santuario y al celebrar la solemnidad de la Asunción del Señor, “culmina un tiempo de Pascua que nos hace rebosarnos de alegría y llenarnos el corazón de gratitud, pero sobre todo nos compromete a hacer posible el recorrido de fe que hemos hecho para creer en Cristo resucitado, y rebosando de alegría y llenos de gratitud, mantengamos la fortaleza y la esperanza que nos da Cristo resucitado y volvamos al camino de la salvación siendo mejores cristianos y llenándonos de esperanza y de entusiasmo renovado”, dijo a los numerosos parroquianos que atestiguaron este momento .