San Isidro Labrador sí escuchó a Jesús

 17 1de3 05

Adrián Cirilo Amado

Jesús invitó a todos a ser mansos y humildes de corazón como Él, y un campesino santo, Isidro, lo imitó plenamente trabajando con fe y compartiendo su salario generosamente con los pobres y con la Iglesia, por lo que recibió de Dios mucho más de lo que entregó, porque nuestro Padre da a partir de lo que cada quien aporta en favor de los demás. Así ustedes, cada quien en sus actividades, sean responsables en su trabajo y desprendidos con los más necesitados para que Dios los recompense abundantemente, afirmó D. Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, Obispo Auxiliar de Morelia, al presidir una solemne fiesta espiritual que le ofreció la Parroquia de San Isidro Itzícuaro (Mpio. de Morelia), Mich., a su Santo Patrono el día 15 de mayo.

Explicó el señor Obispo que la humildad conduce a la santidad porque es lo opuesto a la soberbia, pecado grave que lleva a la perdición. Exhortó a no fijarse exclusivamente en las dificultades, que siempre han existido. Mejor hagan el bien a los demás como San Isidro Labrador, quien no solamente cultivaba la tierra sino también las palabras de Jesús en su corazón.

Antes de la Eucaristía concelebrada, Aguilar Ledesma administró el Sacramento de la Confirmación a 98 adolescentes; hicieron la Primera Comunión 41 niños. El Párroco, P. Germán Hinojosa López, bautizó a 8 chiquitines. Previamente hicieron un Novenario, le cantaron mañanitas a San Isidro. Al final fueron coronadas Diana, reina de la fiesta patronal, y cinco princesas.